La Importancia de la Minería en el Perú – PARTE II (ENFOQUE SOCIAL)

Por Franco Arce:

En el artículo pasado hablé sobre el tema de la minería, dándole un enfoque económico; sin embargo, es primordial también entender que esta actividad tiene impactos en la sociedad positivos como negativos. Por ello, es importante hacer un breve análisis para comprender la relevancia que tiene el sector minero en nuestro país tanto en lo económico como en lo social. En el presente texto trataré de abordar de manera breve y a grandes rasgos este último punto, es decir, un enfoque social.

Según Oxfam, la Responsabilidad Social, que engloba a la RSE, se entiende como el deber que tenemos todos los ciudadanos incluyendo a las instituciones -públicas y privadas- y las organizaciones de la sociedad civil, para contribuir al incremento del bienestar de la sociedad local y global. En los últimos años, más empresas mineras han ido adoptando políticas de responsabilidad social en beneficio de los distintos stakeholders; sin embargo, aún existen problemas relacionados al uso de las tierras; empleo en las comunidades; conducta de los trabajadores; alojamiento de la fuerza laboral; impacto ambiental; adquisición de locales; inversión social; transporte; entre otros aspectos.

Si bien el sector minero es uno de los que más beneficios económicos ha generado al país; también es uno de los que más conflictos sociales ha producido en los últimos años; no obstante, las empresas mineras han ido contribuyendo al desarrollo sostenible de las comunidades y de todos los aspectos mencionados en el párrafo anterior. Es necesario precisar que una empresa minera socialmente responsable contribuirá al desarrollo de su entorno; pero, esta estrategia consiste en un ganar – ganar, en el que tanto la empresa como la comunidad se benefician.

Asimismo, la contribución que realiza la minería a la sociedad es alta en relación a otros sectores, resaltada principalmente por el impuesto especial a la minería y por el canon minero, el cual lamentablemente no es gestionado de la manera más adecuada y es un aspecto que compete a la ciudadanía en general para que elijan mejor a los gobernantes. Considero en particular que el tema no consiste en un aumento de las regalías mineras; sino, principalmente de gestión de los recursos públicos.

Evidentemente, la inversión minera, genera nuevos puestos de trabajo y es un aspecto que, en los últimos años, tanto las empresas mineras como el sector público no han sabido comunicar de la manera más adecuada. Quizás, con una estrategia de comunicaciones tanto en estas empresas como en el aparato estatal, se pueda dar a conocer del impacto que este genera a la sociedad y en cuanto a empleos directos e indirectos se refiere.

Por último, si bien se ha avanzado en temas de responsabilidad social empresarial, aún nos falta mucho como país. Muchas empresas aún aplican políticas únicamente de filantropía para tratar de quedar bien con la sociedad, pero no existe una estrategia detrás de esta. El desarrollo sostenible es tarea de todos, no sólo de las empresas; sino, también del aparato estatal y de la sociedad en su conjunto.

Para concluir, considero pertinente mencionar que en la actualidad es necesario el desarrollo de los proyectos que se encuentran encaminados para el desarrollo del país; este dependerá de la viabilidad de los mismos, pero también de la contribución a la sociedad que estos generen y que puedan ser transmitidos de manera adecuada y oportuna en el tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *