Empiece a gobernar señor presidente

Por Franco Arce:

Señor Presidente Martín Vizcarra, le escribe un joven profesional de 27 años que ha visto surgir a su país y crecer económicamente desde la década de los noventa. Ojo, crecimiento, más no necesariamente desarrollo económico. Sin embargo, este crecimiento ha tenido grandes beneficios para el país y para los ciudadanos, dándonos una mejor calidad de vida, acceso a nuevos mercados, firma de tratados de libre mercado, incremento de inversiones en nuestro país ya sea por empresas nacionales como extranjeras, entre otros aspectos.

Sin duda, mi generación y las que continúan a la fecha, nos ha tocado vivir la mejor época en términos de crecimiento económico del país, una especie de bonanza disfrazada; ya que, seguimos siendo precarios en tener una democracia sólida, con falta de institucionalidad, altos índices de corrupción, poca competitividad, entre otros aspectos, que marcan la diferencia contra otros países que han tenido crecimiento en términos económicos similares o incluso menores que el nuestro; pero que se encuentran más desarrollados.

De acuerdo al índice de competitividad global del Foro Económico Mundial (World Economic Forum), nos encontramos en el puesto 116 de un total de 137 países. Esto no es sólo culpa del sector público, señor Presidente, que, es necesario decir, ocupa el puesto 126 en este ranking; pero, el sector privado también muestra precariedades, ocupando el puesto 91. Por este motivo, me dirijo a usted para solicitarle por favor que empiece a gobernar.

Para algunos ciudadanos, nos pareciera que usted está gobernando o mejor dicho actuando de acuerdo a lo que quiere el pueblo con la finalidad de ganar popularidad, de gobernar de acuerdo a las encuestas, que son el reflejo de la “aceptación” temporal que tiene de la población. No se dedique a hacer populismo, por favor empiece a gobernar, necesitamos destrabar proyectos importantísimos en el país como por ejemplo aquellos que cada día se hacen más “tíos” como el proyecto minero Tía María u otros proyectos que no sólo es beneficioso para la empresa minera; sino, que a través de esto se obtienen importantes ingresos para el Estado peruano, la generación de nuevos puestos de trabajos de manera directa e indirecta, beneficios que obtiene la comunidad local a través del canon minero y un sin número de beneficios que pueden poner a nuestro país en el ritmo que se merece.

Los peruanos no queremos más confrontación entre ejecutivo y legislativo, o entre ejecutivo y las instituciones como el poder judicial o la fiscalía de la nación; lo que queremos es que se ponga a gobernar. Días atrás conversaba con algunas personas y recordaba su ardua labor durante el fenómeno natural que nos tocó vivir en el país, el Niño costero; pero, en qué quedó la famosa reconstrucción con cambios.

Al pedirle que empiece a gobernar, no me estoy refiriendo a que usted desarrolle los proyectos que mencionaba anteriormente, o que usted sea el artífice de dar trabajo a más peruanos, ¡No! Saquémonos de la cabeza de una buena vez la imagen paternalista del Estado, esa que muchos tienen como un solucionador de problemas. Por el contrario, bríndenos las herramientas para que cada uno desde su espacio pueda desarrollar el país.

En lo personal, no creo en la igualdad de manera general; sí creo en la igualdad de todos ante la ley y en la igualdad de oportunidades. Partiendo de esta premisa, quiero pedirle encarecidamente, que, nos brinde esas oportunidades a todos los peruanos para poder contar con infraestructura en todo el territorio nacional, llámese carreteras debidamente asfaltadas, colegios, contar con presencia del Estado a través de una comisaría bien dotada y capacitada para mantener el orden y la seguridad; bríndenos las oportunidades para que más peruanos podamos desarrollarnos y trasladar nuestros productos con facilidad desde el rincón más alejado del país hasta un puerto o aeropuerto para su exportación. Es inconcebible, que el transporte terrestre interno para muchas empresas resulte ser hasta diez veces más caro, en algunos casos, que el transporte aéreo al momento de hacer una exportación.

Problemas, tenemos muchos, es verdad; y los seguiremos teniendo. Lo único que le pido nuevamente es que empiece a gobernar para todos los peruanos, incluyendo a las minorías. Créame señor Presidente, que, si usted hace su chamba y nos da las oportunidades que mencionaba; nosotros haremos la nuestra, el peruano es trabajador y usted lo sabe.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *